¿Qué es el marketing de proximidad? 4 ejemplos para entenderlo

Seguro que has oído hablar del marketing de proximidad. Los últimos avances tecnológicos han hecho que este término esté cada día más en auge. ¿Pero para qué puede servir realmente?

En este artículo te cuento qué es, cuáles son sus ventajas y algunos ejemplos para que analices si puede encajar en tus objetivos de marketing. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el marketing de proximidad?

¿Quién no vive con su móvil encendido en todo momento? Nuestro smartphone se ha convertido en una herramienta necesaria para el día a día, y podemos sacarle partido a ello gracias al marketing de proximidad.

El marketing de proximidad es una estrategia que permite establecer contacto con los consumidores teniendo en cuenta su localización mediante el uso de la tecnología móvil. De esta forma, se puede impactar al usuario con acciones en un momento y lugar determinados, mejorando la efectividad de la acción. Analicemos sus principales ventajas:

4 ventajas del marketing de proximidad

1. Personalización

Uno de los mayores beneficios del marketing de proximidad es la posibilidad de personalizar los mensajes en función del target al que va dirigido, teniendo en cuenta el contexto, es decir, ubicación y momento.

2. Inmediatez

El efecto inmediato al establecer contacto con el consumidor aumenta la efectividad de los mensajes.

3. Momento adecuado

El uso de geolocalización hace que se establezca la comunicación con el consumidor en el momento deseado: uno de los mayores retos en toda acción de marketing y que, con el marketing de proximidad, queda resuelto.

4. Análisis de los resultados

El marketing de proximidad permite la monitorización de sus resultados, como:

  • Determinar el número de personas que han accedido a un establecimiento,
  • El recorrido que han realizado.
  • El horario de más afluencia.
  • La duración de la visita.

Estos datos son muy útiles para realizar estadísticas que nos permitan tomar mejores decisiones en la tienda física y en futuras comunicaciones.

¿Cómo funciona el marketing de proximidad?

Para poder llevar a cabo esta forma de marketing experiencial es necesario el uso de un dispositivo que permita reconocer la ubicación del usuario y enviarle un mensaje. Para ello, existen distintas tecnologías; una de las más conocidas es el beacon.

Beacons

El beacon es un pequeño aparato que utiliza Bluetooth de corto alcance con el fin de identificar dispositivos móviles. Los beacons se ubican en zonas estratégicas y cuando un usuario se encuentra dentro del rango de acción, este responde estableciendo comunicación con el dispositivo móvil, como ofreciendo descuentos para un producto o solicitando el usuario que realice una acción concreta. En este vídeo se explica su funcionamiento en distintos sectores.

No obstante, para llevar a cabo una acción de marketing de proximidad podemos contar con distintas tecnologías:

Ultrasonidos

En un principio, los usuarios debían activar el Bluetooth para permitir el contacto por parte del beacon; sin embargo, algunos fabricantes también empezaron a utilizar ultrasonidos. Mediante este tecnología es posible emitir un sonido imperceptible para el oído humano que, una vez captado por el smartphone, activa el envío de un mensaje al usuario.

Códigos QR

Es una de las formas más utilizadas para interactuar con nuestro target. Mediante este sistema las marcas, ubican el código en un lugar visible y dirigen a los clientes a una página de destino mediante su escaneo con el dispositivo móvil.

Este tipo de acción requiere que sea el usuario quien tome la iniciativa de escanear el código y, en ocasiones, algunos smartphones requieren la descarga de una app específica para poder leer el código QR.

Conexión wifi

En este caso, un establecimiento ofrece conexión wifi gratuita a cambio de que el usuario facilite sus datos personales en un formulario o bien descargue una aplicación. Una vez conectado, el usuario puede recibir enviar mensajes comerciales.

Ejemplos del marketing de proximidad

Smart airports

AENA fue la primera compañía en utilizar el marketing de proximidad en los aeropuertos de El Prat Josep Tarradellas en Barcelona y el aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez.

Mediante la instalación de beacons en distintos puntos del aeropuerto, los viajeros podían estar informados de su vuelo al recibir notificaciones push en su dispositivo móvil. Para ello debían activar el Bluetooth y descargarse una aplicación gratuita en sus smartphones. De esta forma, los viajeros estaban acompañados desde que accedían al aeropuerto sin necesidad de estar mirando constantemente las pantallas para consultar la información de su vuelo. A través de la aplicación recibían avisos personalizados de la compañía aérea acerca de posibles cambios en el vuelo, comunicando la puerta de embarque o el momento de embarcar.

Universidad de Oklahoma

Con el fin de facilitar el acceso a los lugares más frecuentados, la Universidad de Oklahoma instaló beacons en su biblioteca, el campus o la sala de exposiciones. A través de una aplicación, los estudiantes y profesores podían consultar rápidamente en qué punto de las instalaciones se encontraban y dar con el punto al que querían dirigirse.

Además, en función del perfil del usuario dentro de la aplicación, este recibía notificaciones push con información relevante sobre posibles acontecimientos o cambios llevados a cabo en la universidad.

Blinq

La startup de citas suiza instaló beacons en distintos bares y locales nocturnos para convertir el sistema de citas online en una experiencia real. La app utilizó el marketing de proximidad para avisar de la presencia de otros usuarios que se encontraban en el mismo lugar que ellos y compartía los mismos intereses.

Una vez que el usuario abría la notificación, tenía la opción de elegir entre saludar a la otra persona o despedirse. Además, la aplicación también proporcionaba al usuario un listado de los 5 locales que más encajan con sus gustos y preferencias indicados en su perfil. De esta forma, los locales conseguían atraer a personas con características similares y, a la vez, enviarles comunicaciones personalizadas.

McDonald’s

La compañía llevó a cabo una acción de marketing de proximidad en distintos McCafé en Estambul. Con el fin de dar a conocer su nueva línea de refrescos con sabor a café, envió promociones a sus consumidores mediante la aplicación regalando uno de los refrescos. El resultado fue que un 30% de los usuarios que recibieron la promoción cuando se encontraban cerca de un McCafé la utilizaron más de una vez en alguno de los establecimientos.

Como conclusión, y tras observar los casos reales de éxito, vemos que el marketing de proximidad se ha convertido en una estrategia para las marcas que quieren acercarse a sus consumidores mediante comunicaciones personalizadas y únicas.

Con la llegada de los beacons, el potencial para generar engagement con los clientes a través de los smartphones ha aumentado considerablemente. Sin embargo, acertar en la acción que llevaremos a cabo es tan importante como invertir tiempo en el análisis de los datos que nos aporta este tipo de marketing.

Saber cuál es el recorrido del cliente en la tienda, cuánto tiempo permanece, qué productos le interesan o en qué momento decide abandonar el establecimiento es crucial para mejorar la experiencia de compra. De lo contrario, una estrategia de marketing de proximidad pierde gran parte de su potencial.

Etiquetas: Marketing de Proximidad, Marketing, Beacons, Usuarios, tecnologia