MediosCorp - Página

¿Qué es el "SEO On Page" y para qué sirve?

"SEO On Page" es el término utilizado para referirse a las optimizaciones SEO que el usuario puede realizar en la propia página y que mejorarán el posicionamiento orgánico de la misma en buscadores. El término proviene del inglés y significa "En Página", es decir, las mejoras que dependen el usuario.

El SEO On Page permite que Google entienda cómo clasificar una página y que la indexe lo más rápidamente posible.

El objetivo del "SEO On Page" es que Google encuentre la página y la indexe de la forma más rápida posible. En este proceso, el motor debe ser capaz de encontrar el contenido y clasificarlo adecuadamente. En resumen, el "SEO On Page" explica de forma clara y sencilla a Google cuál es el propósito de cada página.

Es importante señalar que, para que Google clasifique la página, se deben cumplir ciertas etiquetas de cortesía. Si una página está sobreoptimizada, por ejemplo con demasiadas palabras clave, Google entenderá que intenta hacer trampa y que, en realidad, la páginano aporta valor, por lo que puede sancionarla o no indexarla.

¿Es importante el SEO On Page para posicionar una página?

Esta es una pregunta que surge en muchos foros de expertos SEO. Algunos dicen que sí y otros que no. Es cierto que algunos factores SEO como la velocidad de carga o el perfil de enlaces tienen un "mayor peso", pero si la optimización de página está bien realizada, Google será capaz de encontrar y clasificar el contenido con mayor rapidez.

Incluso sin el SEO On Page, Google indexa las páginas, sin embargo, sin unas instrucciones claras, puede que se clasifique de forma incorrecta y aparezca en búsquedas incorrectas. Es decir, es importante optimizar una página y señalar a Google cuál será la clasificación correcta, para mejorar el posicionamiento SEO.

¿Cómo se puede mejorar el SEO On Page de una página?

– Palabras Clave: Las palabras clave son importantes para la clasificación y el posicionamiento de una página web. El usuario debe realizar una búsqueda completa, elegir cada una con mucho cuidado y hacer un buen seguimiento. Hay que tener especial cuidado en no abusar de ellas. Las palabras clave deben aparecer en el contenido y hacerlo de la forma más natural posible, utilizando sinónimos y términos relacionados siempre que sea necesario.

-Título de la página: El título de la página es el elemento más importante del SEO On Page, ya que es la etiqueta que indicará a Google el tema de la página. El título se muestra en la pestaña del navegador y en los resultados de búsqueda y define a la página, por lo que debe estar relacionado con el contenido. El título debe contener la palabra clave, lo más al principio posible, tener un máximo de 70 caracteres y deberá resultar atractivo.

-URL: La URL debe ser lo más natural posible. Para optimizarla se deben eliminar las fechas (a no ser que se trata de un medio de noticias), así como todos los números y símbolos. Las URL "sucias" resultan sospechosas y muchos usuarios no harán clic sobre ellas.

-Rich Snippets (Fragmentos enriquecidos): Los Rich Snippets, junto a la metadescripción, son dos elementos que debes cuidar, ya que ayudan a los motores de búsqueda a comprender mejor los contenidos y mejoran la visibilidad del resultado en la página, logrando atraer más clics en el contenido.

-Encabezados: Los encabezados (H2, H3, H4…) sirven para organizar el contenido dentro de un artículo o página web. Ofrecen una estructura que los motores de búsqueda —y también los usuarios, que escanean el contenido— podrán seguir para leer rápidamente el contenido.

-Encabezado principal: Dentro de las etiquetas «H», la más importante es la H1, que es el encabezado principal de la página y que debe ser único para cada una. El H1 no es el título de la página, se trata de una variante más larga y descriptiva del título, que permite al usuario disponer de un resumen del contenido.

-Multimedia: Las imágenes, los vídeos y el contenido embebido, ayudan a romper la monotonía del texto. En este caso, las imágenes deben estar optimizadas, con un tamaño correcto y un peso reducido, esto ayudará a que la página se cargue rápidamente. También es muy importante completar todos los campos de información de la imagen, como la descripción o la etiqueta Alt.

-Enlaces: Los enlaces son otro factor de SEO On Page que se debe tener en cuenta. Una página debe contener enlaces externos e internos. Los enlaces internos, aquellos que enlazan contenido de la propia página, permiten reducir la tasa de rebote y pueden llevar visitas a páginas que el usuario quiere destacar. Los enlaces salientes, en cambio, llevan al usuario a otras páginas, en las que pueden ampliar la información.

-Contenido: En el SEO hay un dicho: «El contenido es el rey». El contenido de calidad resulta útil para los usuarios. Si, tras realizar una búsqueda en Google, el usuario encuentra una respuesta en el contenido, regresará a la página cuando necesite información. Cuántos más usuarios consideren que el contenido es útil, mejor se posicionará la página. Google analiza los contenidos de una página y, con ellos, se hace una idea de la relevancia de la misma en comparación con otras que tratan el mismo tema.

-Estructura de la página web: Google prefiere páginas con una estructura sencilla, sin muchos menús y submenús, ni demasiadas categorías. Una página con demasiadas opciones puede resultar abrumadora para el visitante, lo que acabará aumentando la tasa de rebote, ya que la gente se marchará.

-Velocidad de carga y optimización móvil: Por último, la página debe tener una velocidad de carga rápida, pocos usuarios esperan más de dos segundos a que un contenido se cargue. En Internet, existen muchas herramienta gratuitas para analizar la velocidad de carga de una página, como PageSpeed Insights.

Las páginas también ser mobile friendly, es decir, que deben estar adaptadas para su uso en teléfonos móviles y dispositivos portátiles. Es muy importante asegurarse de que la página esta optimizada para este tipo de carga, algo que se puede hacer usando esta herramienta de Google.

Facebook prueba un rediseño de las Páginas sin botón de "Me gusta"

Facebook esta realizando distintas pruebas para cambiar el diseño de las Páginas corporativas y, entre otras cosas, está experimentando con la eliminación del botón de "Me gusta", lo que dejaría una página más clara y con menos elementos que facilitaría el trabajo de los administradores.

La eliminación del botón de "Like" de las páginas corporativas en favor del "Seguir" es un acierto.

El test lo está llevando a cabo con las páginas de un pequeño grupo de usuarios corporativos, sobre todo personalidades conocidas (cantantes, actores…), todos con páginas de empresa en inglés, y solo en la aplicación móvil, aunque al parecer tiene previsto extender los experimentos con más usuarios corporativos a lo largo de las próximas semanas.

Con el nuevo diseño, los visitantes de las Páginas de empresa verán de forma más fácil la información esencial, como la bio de la compañía y las últimas publicaciones. Se eliminaría el botón de "Me gusta" esa página y también el número total de "Me gustas" que ha recibido, aunque por motivos distintos a los experimentos realizados para eliminar el conte de "me gusta" de las publicaciones hace unos meses..

En este caso el botón de "me gusta" de las Páginas se sustituye por un botón de "Seguir" y el número total de seguidores, lo que tiene todo el sentido, ya que hasta ahora resulta bastante confuso contar con ambas métricas. De hecho, así se reflejaría mejor el alcance de una Página, porque lo que ocurre con los "Me gustas" es que muchas personas podrían haber dado "like" a la Página por el motivo que fuera, pero haberla dejado de seguir para que no se mostraran sus publicaciones en el feed. Seguirían contando como "Me gustas" pero no como seguidores, lo que no hace más que confundir. Es mejor saber sólo el número de seguidores, es decir, de personas que ven las actualizaciones de la Página.

Así quedaría el nuevo diseño (derecha) en comparación con el actual (izquierda):

Empresa Facebook

El nuevo diseño de las Páginas también presenta mejoras a la hora de cambiar entre perfil personal y página de empresa, para que los administradores puedan interactuar con los seguidores fácilmente eligiendo uno u otro rol. También hace más sencilla la manera de administrar los permisos de acceso a la Página. Así, se podría seleccionar el tipo de acceso que tendrían otros usuarios y seleccionar quién puede crear contenidos, enviar mensajes directos a la Página, crear anuncios, responder a comentarios… Es decir, se añaden algunas opciones más a las que ya están habilitadas en la actualidad.

El rediseño también incluye una navegación más sencilla a través de Page Insights, se añaden nuevas métricas, por ejemplo, cuando la Página está conectada con una cuenta corporativa de Instagram.

De momento, todas estas novedades están en fase de prueba. Facebook ha confirmado la realización de los test, pero no cuándo se implementará el nuevo diseño y las nuevas herramientas de manera oficial.

Qué es la densidad de palabras clave y cómo afecta hoy día al SEO

La densidad de palabras clave corresponde con el número de veces que se introduce una determinada palabra clave (keyword) en un contenido. Este número, que suele ser un porcentaje, se obtiene dividiendo el número de veces que se ha incluido la palabra clave entre el número total de palabras del artículo.

La densidad de palabras clave ha dejado de ser importante, ya que los algoritmos de Google son capaces de detectar por sí mismos el contenido poco natural

Hubo un momento en el pasado, en el que las palabras clave se podían utilizar tantas veces como se quisiera. De hecho, cuánto más se introducía la palabra clave dentro de un contenido, mejor se posicionaba este. Esto llevó a los profesionales SEO y administradores de páginas a introducirlas de forma poco natural, escondiéndolas en la página y en el código HTML de la misma. Esta técnica conocida como keyword stuffing, empezó a ser penalizada y considerada como una mala práctica de Black Hat SEO.

A raíz de estos problemas con las palabras clave, Google cambió sus algoritmos para que detectasen este tipo de usos maltintencionados y los penalizaran. En ese momento, se introdujo el concepto «Densidad de palabras clave», con el que se buscaba un equilibrio entre el posicionamiento de la palabra clave y su uso natural dentro de los textos.

Aunque parezca un concepto sencillo, en realidad no lo es, ya que no es fácil encontrar un equilibrio; si la palabra clave se utiliza poco será difícil posicionar el contenido, pero si se abusa de ella, el contenido puede ser penalizado por Google.

¿Es importante para el posicionamiento la densidad de palabras clave?

Hoy en día, Google ha dejado de dar importancia a este factor, ya que sus algoritmos son tan avanzados que son capaces de distinguir cuando un contenido está escrito de forma natural y cuando lo está solo para posicionar.

La densidad de palabras clave es un concepto que puede resultar útil a la hora de redactar un contenido, utilizado para evitar la sobreoptimización y la penalización de Google. Sin embargo, nunca debería ser tomado como una guía, ya que jamás se ha logrado ofrecer una respuesta concreta o exacta.

La densidad de palabras correcta dependerá de cada contenido, de su extensión, del estilo y del tipo de artículo o página que se esté escribiendo. Lo ideal, siempre será un uso natural de la palabra clave, utilizándola cuando sea necesario y reforzándola con sinónimos y otras frases clave.