MediosCorp.com

Expertos en Soluciones Web desde 1999, Los Mochis, Sinaloa, México

Pagos digitales la lucha contra el efectivo

Fecha de Publicación: 08/04/2022

El adiós al dinero en efectivo aún se encuentra lejano para México. A pesar de ello, los pagos digitales comienzan a cobrar fuerza y, tras la pandemia de Covid-19, los jugadores de este ecosistema creen que la aceleración de los últimos dos años no se detendrá, sino que sumará el uso de nuevas tecnologías, como el blockchain o cadena de bloques.

"México está teniendo un boom general hacia las fintech, esta industria de tecnología finaciera; pero, especialmente, el reflector está en los pagos, porque han demostrado que son el vehículo de inclusión financiera más importante que tienen gobierno, empresas y jugadores del ecosistema en general", dice Erick Padilla, director de crecimiento de Dapp.

Hoy, la tarjeta de débito ostenta el primer lugar como método de pago online, con una preferencia de 88%; seguida del pago en efectivo contra entrega, con un 74%; así como pago en efectivo en cadenas comerciales, con 65%; mientras que el pago con eWallet se encuentra en la sexta posición, con 49%. En el doceavo escalón aparece el QR (Quick Response), con 26%, de acuerdo con el "Estudio de Venta Online 2022", elaborado por Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

La lucha que libran las formas de pago digitales se centra, principalmente, en un contricante: el pago en efectivo. "Nos queda mucho camino por recorrer, si nos comparamos con otras economías más desarrolladas, en particular, cuando ves la cantidad de efectivo que se sigue utilizando en México", dice Ramiro Nandez, director de Soluciones a Vendedores de Mercado Pago México.

Sin embargo, los cambios en las tendencias de consumo por parte de los consumidores podrían jugar favor del nuevo ecosistema de pagos.

Tras los primeros meses de la emergencia sanitaria, a finales de 2020, el 86% de la población empleaba efectivo como medio de pago, lo cual representa una disminución de 7 puntos porcentuales, si se compara con la etapa previa a la pandemia, donde el 93% de la población lo utilizaba, dice la encuesta telefónica "Medios de pago usados durante la pandemia", elaborada por el Banco de México (Banxico).

Hoy, las empresas de pagos presentes en México se frotan las manos frente a la oportunidad de avanzar en la adopción de nuevas tecnologías e impulsar la suma de nuevos usuarios que no son clientes de la banca tradicional.

En México, el 97% de la población adulta (77.6 millones de personas) ya tiene posibilidad de acceder al sistema financiero, considerando sucursales, cajeros automáticos, terminales punto de venta y corresponsales bancarios (cadenas comerciales y tiendas de conveniencia, entre otros). No obstante, son 39.4 millones (56%), los que usan algún tipo de producto financiero, según los datos de la última "Encuesta Nacional de Inclusión Financiera" (ENIF).

CARRETERA DE PAGOS

México pasa por una etapa similar a la que vivieron países como India, en los que el efectivo se convirtió en un problema y la industria se unió en aquel país para avanzar en la digitalización de los pagos, explica Erick Padilla, director de Crecimiento de Dapp.

Iniciativas como CoDi buscan acelerar los pagos digitales en México y la inclusión financiero en el país. "El reto más importante que tenemos como industria es la adopción del medio de pago. Entonces, al final, quien nos va dar esa adopción es el usuario", dice el ejecutivo de Dapp.

Dapp es una firma mexicana que se encarga de ofrecer una "carretera de pagos", que permite la interoperatividad de wallets, aplicaciones de pago, comercios y jugadores del ecosistema de pagos en general.

La apuesta es que la población adopte un medio de pago con mayores beneficios que el efectivo, como son la practicidad, facilidad y seguridad. Así es como los pagos a través de tecnología NFC (Near Field Communication) y QR han cobrado relevancia.

El valor de los montos transaccionados con las dos tecnologías mencionadas alcanzó, en 2021, los 11,300 millones de dólares (mdd), y se espera que, para este año, sea de 4,600 mdd, para alcanzar casi 16,000 mdd del valor total de las transacciones; y, para 2025, el monto sería de 25,700 mdd en México, dice el ejecutivo de Dapp.

A nivel mundial, se estima que el valor de los pagos con esta tecnología fue de 2.21 billones de dólares (bdd), el año pasado, y llegará a 2.71 bdd en 2025, de acuerdo con la consultora Juniper Research.

Los pagos electrónicos son la "punta del iceberg" en la automatización de procesos, dice Guillermo Oropeza, director de Innovación y Desarrollo de Negocios de DocSolutions, empresa que trabaja con organizaciones tradicionales de diversos rubros, entre los que se encuentran los servicios financieros, para la digitalización de sus operaciones, y los pagos digitales se han convertido en un paso natural en la búsqueda de la automatización.

Tras la pandemia de Covid-19, la firma observa que más de 60% de las firmas con las que trabaja se encuentran interesadas en desarrollar una estrategia activa para incursionar en la economía digital, incluyendo pagos y otros procesos digitales.

"Hay estudios que estiman que, en cinco años, va a darse un incremento de 65,000 mdd en temas de aportaciones incrementales al pib en México por las ventajas de la digitalización en las Pymes", dice Guillermo Oropeza, de DocSolutions.

LLEGAR AL USUARIO FINAL

Por segundo año consecutivo, Mercado Pago duplicó el tamaño de su negocio en México, lo que se traduce en crecimiento de 4X en los últimos dos años.

"Para este 2022, queremos volver a duplicarnos. Cada vez nos estamos multiplicando por una base más grande, pero eso no nos resta velocidad. Para mí, eso es sumamente emocionante, por el poder que tiene la economía digital, y no sólo en el e-commerce, sino también en la digitalización de los pagos en el mundo físico, como lo hemos visto con nuestra terminal", dice Nandez.

En los últimos dos años, la terminal física de Mercado Pago ha mostrado un crecimiento de 800% y, el pago QR, más de 10X. "Son pequeños datos que confirman la explosión del e-commerce y de la economía digital en México".

Ramiro asegura que parte del desarrollo que ha tenido Mercado Pago en México se asocia a la oferta de todo un ecosistema de soluciones para las finanzas de sus usuarios, tanto para empresas como para personas físicas.

La fintech trabaja, asimismo, en varios proyectos para acercar los beneficios de su tecnología. Por ejemplo, la tarjeta de Movilidad del Gobierno de la Ciudad de México puede ser recargada a través de la plataforma de Mercado Pago, de forma digital y en tiendas físicas, utilizando tecnología NFC.

"Seguimos insertándonos en la economía del día a día de los mexicanos y eso es lo que nos ha permitido ganar relevancia, estar en esos procesos de pagos y esos movimientos financieros muy simples de las actividades cotidianas", dice Ramiro.

Además, en noviembre pasado, Mercado Pago también celebró un acuerdo con los mercados populares de la capital del país, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México (Sedeco), para que los pequeños negocios puedan ofrecer las soluciones de esta fintech para aceptar pagos digitales o el cobro con tarjetas bancarias.

"Ponemos a esos vendedores a la vanguardia, ya que, al final del día, la tecnología no sólo está para las grandes empresas, sino que ahora los pequeños vendedores de la Ciudad de México pueden tener acceso a estas herramientas", asegura el ejecutivo sudamericano.



NUEVA NORMALIDAD

Sin duda, la pandemia de Covid-19 aceleró la economía digital. Sin embargo, los integrantes de este ecosistema en México deben trabajar en la llamada nueva normalidad.

El 67% de la población (47.8 millones de personas) considera que, una vez que termine la pandemia, realizará sus pagos y compras de la misma manera que lo hace actualmente; mientras que el 27% (19.1 millones de personas) los realizará como lo hacía antes de la pandemia, de acuerdo con la encuesta de "Medios de pago usados durante la pandemia", de Banxico.

En este sentido, el acceso al crédito puede convertirse en un elemento que contribuya a afianzar la economía digital. El año pasado, Mercado Libre ya sumaba más de 5 millones de personas y 500,000 pequeñas y medianas empresas (Pymes) con créditos en América Latina, lo cual contribuye a totalizar la entrega de 1,000 mdd en créditos, aunque la mayor parte de las cifras pueden crecer año con año en un 100%, dijo en su momento a Forbes México Marcos Eduardo Galperin, cofundador y presidente de la empresa de comercio electrónico.

"Tenemos que seguir buscando competir de manera sana, trayendo innovaciones que estamos viendo, que han sucedido en otros países, como Brasil, que es un gran ejemplo de varias cosas que han lanzado en open banking u opciones de pago" dice el ejecutivo de Mercado Pago.

Hay muy variadas innovaciones que se seguirán impulsando en el país, como los pagos con NFC; y algunas empresas, como Mercado Pago, mantienen la mirada puesta en soluciones con tecnología blockchain. "Confirmo que nos interesa. Estamos, al final del día, a la vanguardia en el tema de pagos; lo estamos evaluando para México. Ya lanzamos un producto de cripto [monedas] en Brasil y estamos estudiándolo", dice Ramiro Nandez.

El comercio con criptomonedas también generará disrupción en el mercado, ya que se sumarán a las formas de pago con monedas digitales, coincide Erick Padilla, director de Crecimiento de Dapp.

Hoy, el pago con criptomonedas sólo es preferido por 8% de la gente en México, según datos de la AMVO.

"La regulación va a jugar un papel crucial para que no se frene la innovación y para que [estos participantes], como gremio, estén muy cerca del regulador”, dice el ejecutivo de Dapp, quien asegura que Argentina, Brasil y México son los países que avanzan en el tema de pagos digitales.

El reto hoy es aumentar el volumen de las transacciones.Ramiro Nandez, director de Soluciones a Vendedores de Mercado Pago, también está listo para aprovechar las oportunidades que ofrece el país. "México, para nosotros, es una absoluta prioridad. y éste es el porqué: al final del día, es el país hispano con la población más grande de América […] Aún vemos mucho espacio para lograr avances que, en su momento, tuvimos en Argentina, donde llevamos, quizá, más años trabajando; y [observar] lo mismo que ha sucedido en Brasil, en donde hubo una explosión del mundo fintech y hoy vemos que la economía ha cambiado mucho".


Fuente: Forbes México