MediosCorp.com

Expertos en Soluciones Web desde 1999, Los Mochis, Sinaloa, México

Google borrará por defecto los datos de los usuarios

Fecha de Publicación: 25/06/2020

Google ha anunciado un cambio importante en la manera en la que gestionará a partir de ahora los datos y el historial de navegación de los usuarios. La compañía eliminará, por defecto, toda la información de los usuarios, sin que éstos tengan que solicitarlo de manera proactiva, como hasta ahora.

Google permite ahora acceder a la configuración de privacidad del usuario desde el buscador

En mayo del año pasado, Google presentó sus controles de eliminación automática, con los que permite a los usuarios activar la opción para que se eliminen de manera continua y automática sus datos de ubicación, búsquedas y actividad por voz, después de 3 o 18 meses. Sin embargo, en la práctica no muchos usuarios han activado la función, algunos por desconocimiento, otros por simple pereza, pero la mayoría no había solicitado la eliminación de los datos.

Sin embargo, con la medida adoptada hoy, Google cambia su práctica de retención de datos en la mayoría de sus productos, con el objetivo de que se recopilen menos datos de forma predeterminada. No afecta a la totalidad de la información, pero sí que al menos es un paso adelante: la eliminación automática será a partir de ahora la función predeterminada en la configuración de actividad principal de las cuentas de Google.

¿Cómo funciona la eliminación automática de datos?

A partir de ahora, cuando un usuario active el Historial de ubicaciones por primera vez -que está desactivado de forma predeterminada- la eliminación automática de los datos se establecerá por defecto en 18 meses. Este mismo periodo aplica también al histórico de actividad en Internet. Es decir, los historiales del usuario serán eliminados de forma automática a los 18 meses, y se irán borrando de forma contínua según vaya pasando 18 meses de cada acción.

Hasta ahora, los datos quedaban guardados por Google hasta que el usuario decidiera eliminarlos de forma proactiva. Ahora por defecto se borrarán a los 18 meses, a no ser que el usuario desactive de forma proactiva esta configuración o cambie el plazo de eliminación automática. Si había activado previamente la eliminación automática, todo quedará según lo hubiera configurado.

Google también enviará recordatorios periódicos a los usuarios para que recuerden la existencia de los controles de eliminación automática y puedan configurarlos de acuerdo a sus necesidades.

Existen algunas excepciones en determinados servicios de Google. El periodo de 18 meses para el borrado que aplica al historial de ubicaciones y de navegación es distinto para otros productos de Google. Por ejemplo, en YouTube de forma predeterminada el borrado se fijará a los 36 meses. La compañía asegura que esto es necesario para ofrecer recomendaciones más precisas en base a lo que el usuario ha visto o ha escuchado en la plataforma. De todas maneras, este plazo lo podrá cambiar.

En Gmail, Google Drive o Google Fotos no aplicará el borrado automático, ya que la compañía entiende que esa información almacenada por los usuarios es útil para ellos y no la borrará, a no ser que el usuario elimine por su cuenta los emails, documentos o fotografías que tiene guardados en estos servicios.

Además, Google ha mejorado el acceso a los controles de privacidad. Por ejemplo, en el buscador, a partir de ahora si el usuario busca algo como «verificación de privacidad» o «¿es segura mi cuenta de Google?» se le mostrará directamente cuál es su configuración y podrá ajustarla directamente desde el buscador, algo que ya había anunciado hace más de un año.

También se facilita el acceso al modo incógnito en las aplicaciones, al que se podrá acceder presionando la foto de perfil de forma prolongada en las Búsquedas, Google Maps y YouTube. En iOS esto ya está disponible y para móviles Android llegará en las próximas semanas. Google además trabaja para que se pueda pasar de una app a otra conservando el modo incógnito, algo que de momento no se puede hacer.