MediosCorp.com

Expertos en Soluciones Web desde 1999, Los Mochis, Sinaloa, México

El PRI propone bajar costos por un crédito de vivienda Infonavit

Fecha de Publicación: 18/01/2022

En el recinto de la cámara baja en San Lázaro, la diputada de Jalisco, Laura Haro Ramírez, que pertenece a la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) propuso que los créditos hipotecarios que se tramiten con el Instituto Nacional del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) puedan tener tasas de interés inferiores al 8% para comprar casa.
 
Lo que se propone es que realice una nueva Reforma a la Ley del Infonavit en su Artículo 44, después de la última que trajo la serie de cambios que se han estado presentando a lo largo del año pasado. También incluye un mecanismo para dar marcha atrás con el contraste de salarios entre sus afiliados acreditados, que fue aprobado en la modificación anterior.
 
En el caso de que la iniciativa proceda en el Poder Legislativo, y sea sancionada por el Ejecutivo con su correspondiente publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) para que tome vigencia formal, sería hasta el siguiente ejercicio fiscal que el costo anual total no deberá rebasar esa proporción.
Pero no sólo los nuevos acreditados con una hipoteca serán los beneficiarios de la medida, sino que también los trabajadores que cuenten con su crédito Infonavit en activo verían sus tasas ajustarse por debajo del 8%.


La diputada señala que su motivo para presentar la iniciativa en el Congreso es porque numerosos mexicanos todavía ven difícil el hacerse de un patrimonio para ellos y sus familias. Esto debido a las presiones alcistas en los artículos de la canasta básica, así como el encarecimiento de alquiler y otros servicios esenciales debido a los efectos de la inflación.
 
Detalló en su presentación que de los más de 20 millones 400 mil derechohabientes de la autoridad hipotecaria en México o que al menos tienen un empleo formal con las prestaciones de ley, hasta 12 millones 300 mil empleados perciben menos de un salario mínimo, de 172 pesos al día. Esto le llevó a plantear una serie de cambios para favorecer a la clase trabajadora.


También resaltó que la solicitud de un crédito de vivienda es un asunto complicado para numerosas mujeres que si bien están inscritas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la desigualdad salarial derivada de la brecha de género impacta en el poder adquisitivo de más de 8 millones de mujeres.


Estas trabajadoras, que en muchas ocasiones son jefas de familia son afectadas por esta diferencia de ingresos frente a los 12 millones y medio de trabajadores varones que se encuentran cotizando.


Fuente Mi bolsillo