MediosCorp.com

Expertos en Soluciones Web desde 1999, Los Mochis, Sinaloa, México

Desventajas de utilizar métodos de pagos electrónicos

Fecha de Publicación: 09/03/2022

Los medios digitales abarcan cada vez más aspectos de nuestra vida cotidiana, nuestras finanzas personales no son la excepción. La forma en que manejamos nuestro dinero está cambiando; las tarjetas bancarias, PayPal, las Fintech, todas son nuevas alternativas de pago electrónico.

A propósito de esto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dio a conocer tres principales desventajas de utilizar las nuevas tecnologías de pago.

HORARIOS

Puede sonar poco relevante, hasta que te encuentras con la necesidad de realizar un pago inmediato y resulta que no estás en horario de servicio. Métodos como el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), están regulados por instituciones que funcionan en horarios de seis de la mañana a cinco y media de la tarde. Hacer una transferencia fuera de este periodo de tiempo puede traerte dolores de cabeza.

Cada institución cuenta con horarios de corte distintos, por tanto, si haces una transferencia antes o después de los límites establecidos, podría tardarse hasta un día hábil en verse reflejada. Un grave inconveniente si necesitas el servicio de manera urgente.

ATENCIÓN A CLIENTE

Los errores electrónicos y otras fallas de este estilo están sencillamente fuera del control del usuario. Además, al tratarse de servicios tan especializados, la resolución de las problemáticas suele ser poco eficiente y demorar bastante tiempo. Según la Condusef, hay mucho que mejorar en mecanismos para la solución de problemas y atención a cliente en el servicio de pagos electrónicos.

SEGURIDAD

La última desventaja, y quizá la más importante, tiene que ver con la protección de nuestros recursos e información personal. Los métodos de fraude van en aumento en el campo de las finanzas digitales.No es que manejar efectivo sea más seguro, de hecho, también conlleva riesgos. Pero conforme nos olvidamos del dinero en papel, y nos adaptamos a las transacciones electrónicas, han aparecido nuevos retos que debemos enfrentar.


Fuente: Mi bolsillo