MediosCorp.com

Expertos en Soluciones Web desde 1999, Los Mochis, Sinaloa, México

¿Afecta a tu Buró de Crédito si sólo pagas el mínimo de tu tarjeta?

Fecha de Publicación: 28/01/2022

Cuando el cobro de tu tarjeta de crédito parece difícil de pagar, pero usa esta opción con cuidado, como recomienda la Profeco, y que no afecte tu Buró de Crédito

Si el año va comenzando con un panorama más difícil de lo que sospechaste en las últimas vacaciones, no eres el único, pues la cuesta de enero es un clásico problema por el que pasan numerosos hogares en México en su economía familiar al juntarse los gastos cargados en la tarjeta de crédito, por lo que la mensualidad puede parecer muy alta y la opción del pago mínimo parece tentadora, pero antes de tomar el camino fácil, te explicamos por qué deberías pensarlo dos veces.

En ese sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda que evites hacer esta clase de pagos que parecen darte la oportunidad de salir del apuro, pero en realidad suelen ser una cara solución para ganar sólo un poco de tiempo y en ocasiones se salen de control, convirtiéndose en deudas impagables, con los estragos que eso deja en tu historial crediticio del Buró de Crédito.

¿QUÉ SON LOS PAGOS MÍNIMOS EN UNA TARJETA DE CRÉDITO?

Cuando conozcas el funcionamiento de los pagos mínimos y el costo que representan para tu crédito, comprenderás por qué son una alternativa para usarse sólo en casos necesarios y siempre con una estrategia para que no comiences a arrastrar los intereses que hagan crecer el adeudo. Así es como opera esta herramienta de tu tarjeta bancaria, que puede convertirse en un arma de dos filos si no tienes cuidado.

En tu estado de cuenta de la entidad financiera que te otorga el plástico bancario, se te indica el total que has gastado con tu tarjeta, pero en caso de las compras a plazos sólo muestra el saldo al corte, con la cantidad que debes pagar de tus consumos para este período, y un apartado que señala el saldo mínimo a pagar.

La proporción depende del banco que emite el producto financiero, pero normalmente se componen de un porcentaje entre 2% y 5% del monto de la deuda que tienes que pagar, más los cargos pendientes.

Cuando te están cobrando por lo que has comprado una cantidad que parece difícil de liquidar, pero la pequeña cifra del pago mínimo te convence de aceptar esa opción, lo que sucede es que el banco no va a inhabilitar tu plástico, por lo que no te cargarán intereses moratorios, cargos por falta del pago ni dejar marcas en tu Buró de Crédito.

Pero eso no quiere decir que se dejen de cobrar los intereses normales, por lo que en la siguiente mensualidad no sólo se sumarán el monto pendiente con los nuevos cargos, sino que la deuda comenzará a crecer por esos intereses.

Pero además de que se te cobra más por tus créditos cuando no te conviertes en totalero, al endeudarte de más puedes dañar tu historial de crédito en el Buró, por lo que la falta de pago hará que la calificación de tu score crediticio baje y te nieguen futuros financiamientos como préstamos u otros productos.

Es por eso que debes tener mucha precaución en el manejo de tus créditos, porque lo que parece una salida fácil, es sólo recomendable en casos donde tengas un plan y tengas siempre en consideración lo que pasará al saldo de tus créditos con los pagos mínimos antes de hacerlo.


Fuente MiBolsillo México